November 17, 2018

Las escalofriantes aventuras de Sabrina

¡Hola!

Otra semana estoy por estos lares y, os traigo una reseña seriefila de una serie que no parece estar dejando a nadie indiferente; de hecho, creo que está teniendo bastante buena acogida porque de momento yo solo he visto buenas opiniones. Os voy a hablar de la nueva serie de Sabrina, que no ha sido para nada lo que me esperaba, pero que de cualquier manera me ha encantado.

En esta versión de Sabrina seguimos una linea argumental bastante más oscura que la anterior versión. La verdad es que no es que la serie pierda esos toques de humor de la versión que todos los niños de los 90 hemos visto. Sin embargo, es una serie oscura y, con momento bastante gores. Pero en resumidas cuentas la recomiendo.

La historia empieza cuando Sabrina va a cumplir 16 años y tiene que celebrar su bautismo Oscuro, para poder entrar a ser un miembro de pleno derecho de la Iglesia de la Noche. Esto tiene sus pros y sus contras y, en esta primera temporada seguiremos a Sabrina mientras decide si quiere continuar con su vida mortal o, si por el contrario, prefiere ser miembro de la Iglesia de la Noche y, entregarse al Señor Oscuro.

Argumentalmente, como podéis deducir de la minisiposis que hecho (en la que me he dejado fuera el 99% de los eventos de la temporada), es lineal. Con esto quiero decir que la serie tiene una trama que vas siguiendo a través de los capítulos y, que contrariamente a lo que pasaba con la anterior versión de Sabrina, no pudes/debes ver los capítulos sueltos si no quieres hacerte un spoiler de los grandes.

Los personajes son los mismos, pero hay algunos cambios. Tenemos a Sabrina, interpretada por Kiernan Shipka (que se parece un montón a Emma Watson, ¿o soy sólo yo?). La verdad es que me encanta como la actriz trae el personaje a la vida. Creo que se distancia del personaje de hace años, porque aunque sean el mismo personaje son personajes completamente distintos.

Ross Lynch, quien interpreta a Harvey, me gusta como actor, pero al verdad es que esta versión del personaje no me entusiasma. Me ha parecido que se pasaba toda la serie con una perpetua cara de pena y, claro que entiendo que es un personaje que tiene una vida difícil y, que a lo largo de la temporada tiene varios momentos muy duros. Pero desde luego que no es necesario tener cara de pena cuando está con su novia, de quien supuestamente está super enamorado. Además, no creo que los actores tengan mucha química (no os echéis en mi cuello).

Hilda y Zelda son super distintas de los personajes de la versión anterior de la serie. Hilda sigue siendo la tía más divertida, mientras que Zelda aporta el punto de madurez, pero no tienen nada que ver, como ya he dicho con las anteriores. Hilda, se presenta como una mujer que ha tenido que aguantarse con las tradiciones familiares con las que no termina de estar de acuerdo; mientras tanto, se nos presenta a una Zelda extremadamente devota a la Iglesia de la Noche y, todo lo que esta representa. 

De los personajes que ya conocíamos, sólo me queda por mencionar a Salem, pero la verdad es que no tiene tanto protagonismo como en la serie y, no es tan divertido porque no es un gato parlante. ¿Me vais a negar que lo mejor de Salem eran sus frases cortantes? Lo cierto es que han incorporado un nuevo personaje, Ambrose, que es un poco como lo era Salem en la verison previa y, que es el único Spellman que aun no había mencionado. Lo cierto es que me recuerda a Salem, porque está, del alguna manera, sometido al castigo de la comunidad mágica: no puede salir de la casa y, tiene momentos en los que, al menos yo, veo esas similitudes con Salem. Tengo que decir, que es mi personaje favorito de esta versión. Aporta un punto cómico de lo más interesante. 

Lo cierto es que esta versión cuenta con un reparto de personajes más extenso que la serie y hay algunas incorporaciones que de verdad aportan bastantes cosas a la trama, con las Hermanas Oscuras y, las amigas de Sabrina. Lo interesante de estos personajes es que aportan un poco de critica y, ya sean humanos o brujas, tienen problemas con los que cualquiera puede sentirse identificado. 

Otro de los elementos, que al menos a mí me  ha resultado bastante interesante de la serie ha sido la introducción de una academia para brujas. Me gusta ver como el elemento mágico está meditado y, se intenta hacer una construcción más o menos clara del sistema mágico, porque reconozcámoslo. En la anterior versión de Sabrina, era simplemente una cosa que estaba ahí, pero que no terminaba de dar profundidad a la historia como si se hace en esta versión. 

También me ha gustado, como ya he mencionado la linealidad de la trama. Es una trama continua que te deja con ganas de más cuando terminas de ver un episodio. 

En general me ha gustado mucho la primera temporada de la serie y si os gustan las brujas con un toque más oscuro os la recimiendo. Pero también os recomiendo que no esperéis que tenga nada que ver con la anterior versión, porque poco tienen que ver la una con la otra. De hecho, creo que se pueden ver como historias totalmente distintas, porque en muchas ocasiones los personajes son completamente distintos en cada una de las versiones. 


Por mi parte, le doy 4 estrellas y estoy deseando que saquen ya la siguiente tanta de episodios. Por lo que he leído por ahí hay confirmada una segunda temporada, porque Netflix firmó con los productores para hacer al menos 20 capítulos. 

¡Nos vemos en el próximo post!

No comments:

Post a Comment