October 19, 2017

Velzen 115

¡Hola!

Otro día más aquí estoy fuera del horario de publicación dispuesta a traeros una reseña. En esta ocasión tengo que agradecer a la Editorial Chiado por mandarme una copia de Velzen 115.

Esta historia está ambientada en un futuro en el que se han descubierto varios universos. Los habitantes de los primeros universos están retrasando el progreso del resto, de modo que los senadores deciden volar el Primer Universo para continuar con el progreso. Sin embargo hay un senador rebelde que en su huida roba la única manera de traer de vuelta al único hombre que puede hacer que todos los demás miembros del senado se pongan de rodillas; es la única manera de parar la atrocidad que están a punto de cometer. ¿Lo conseguirá?

La verdad es que no sé muy bien cómo empezar a hablar de este libro, así que voy a ser lo más sincera posible: no me ha gustado. Ale, ya lo he dicho. La verdad es que es una pena, porque la premisa me parecía super interesante, me hizo creer que sería uno de esos libros que me atrapase de principio a fin, pero no ha sido así. La verdad es que ha sido una lectura que me ha confundido tanto que varias veces tenía que leer una página 3 o 4 veces antes de enterarme de lo que estaban diciendo.
Lo primero que tengo que mencionar es la completa falta de construcción del universo que hay. Es una historia muy compleja y, el sistema en el que se mueven los personajes es extraño. No es esa clase de mundo que puedas descifrar o llegar a entender con facilidad. Necesita una explicación y, entiendo que la autora no puede coger y en las primeras 100 páginas del libro contarte todo lo que hay que saber sobre este universo porque sería un coñazo. Pero, lo que tampoco puede hacer es ponerse a lanzar dato de este mundo como si los conociéramos porque sólo crea confusión.

Otro problema grande del libro es la gran cantidad de personajes que hay. Este problema está relacionado con el anterior en el sentido de que cada uno de los personajes pertenece a un universo distinto y, al no conocer las características propias de cada uno no conocemos las criaturas por lo que crearse una imagen mental de los personajes e muy difícil. Por otra parte, la gran cantidad de personajes desde el primer momento es abrumadora para el lector; sobre todo cuando no conoces a ninguno, no tienes un punto focal (un protagonista claro), sobre todo al principio y, cuando estos personajes no tienen una personalidad bien dibujada. Los malos son malos porque sí y los buenos son buenos también porque sí. Ósea, está claro que los malos son los que quieren volar en mil pedazos los universos inferiores, pero no me ha parecido que realmente fuesen unos malos con un motivo real, simplemente era porque era práctico.

Y, aprovechando que he hablado de la parte de volar a los universos inferiores en mil pedazos voy a hablar del único aspecto del libro que me ha gustado. Me ha parecido muy interesante el conflicto moral que nos presenta la autora, ¿es correcto progresar a costa de otros? Ciertamente, parece una manera de hacernos reflexionar sobre la situación actual (al menos a mí me lo ha parecido, aunque no sé si esta era la intención de la autora).

Volviendo a los problemas con el libro, tengo que mencionar que la causa principal por la que se me hiciera pesado leer y, por la que me distraía constantemente (cosa que no me suele pasar jamás), no era sólo la excesiva complejidad de la historia, sino la complejidad del estilo de la autora. Este es probablemente el aspecto que más me ha disgustado del libro y, que me ha hecho pensar y, comparar nuestra lengua con la que estoy estudiando actualmente: alemán. En la narración hay unos fallos gramaticales importantes, de concordancia. Por una parte, están los relacionados con concordancia verbal y, por otra los de concordancia de género y número. Los de concordancia verbal tienen que ver con saltos temporales que no tienen sentido. En una misma frase te habla en presente y en pasado a la vez, de un modo que no tiene sentido en absoluto.

Los fallos de concordancia de género y número los puedo “perdonar” en la mitad de los casos, pues se refería a seres de género neutro. Los otros no sé por dónde cogerlos. Hablemos un poco más de los del género neutro: técnicamente en castellano tenemos un artículo que se usa para referirse a las cosas que no tienen un género y, este es “lo” (ej. Quédate con lo bueno), entonces, si nos referimos a un personaje que no tiene género deberíamos referirnos a él como “lo”; sin embargo, la autora a veces se refiere a ese personaje en femenino y otras veces en masculino y, es muy confuso. De hecho, no se aclara que este personaje no tiene género hasta cuando casi llevas 100 páginas leídas. ¿Y qué es lo que me ha hecho pensar todo esto? Pues que en alemán hay cosas que, de hecho, tienen género neutro para las que se utiliza el artículo “das”: creo que necesitamos un equivalente en el castellano, dejadme que os ponga un ejemplo para que me entendías. En castellano decimos “el concierto” el concierto es masculino, en cambio, en alemán se dice “das Konzert”, como hemos usado el artículo “das”, el concierto no tiene un género/sexo. No sé si entendéis a lo que me refiero después de tantas divagaciones, pero espero que sí.

Finalmente, otro problema que he encontrado con el estilo de la autora es la puntuación en el texto, que me ha parecido completamente desastrosa.



Por todo lo que os he dicho le doy 2 estrellas al libro.

Nos vemos en el próximo post.


No comments:

Post a Comment